“Lo importante es que los valores de la Economía Social se transmitan a la sociedad”

Entrevista con Miguel González Lastra, gerente de ASATA

A.M.S.

Háblenos del trabajo desarrollado desde Asata, ¿qué papel juegan en el impulso de la Economía Social y las Sociedades Laborales en Asturias?

ASATA es la entidad representativa de la Economía Social asturiana no agraria, y tiene 40 años de antigüedad. Desde un inicio ya agrupamos diferentes familias de la Economía Social, las Sociedades Laborales y las Cooperativas de Trabajo Asociado.

Como actor representativo de la Economía Social nuestra labor principal es promover y defender el modelo de la Economía Social y sus figuras jurídicas. Asata fue miembro fundador de la primera organización de sociedades laborales de España, CONFESAL, y también lo hemos sido de la actual, LABORPAR. A diferencia de otras comunidades, en Asturias hay más sociedades laborales que cooperativas, por razones históricas. La tradición industrial dio lugar al inicio de las sociedades laborales en los años ochenta, debido a que la reconversión empresarial es más fácil hacía una sociedad laboral que hacía una cooperativa.

Las actividades principales de Asata son: el asesoramiento al emprendimiento, la consolidación de empresas, la formación, y la orientación en Economía Social. Además, hacemos innovación social, innovación educativa, cooperación al desarrollo, temas de igualdad de género, nuevas economías como la economía circular, la economía azul, la economía plateada… Contamos también con una empresa de inserción, Serenos Gijón, que a su vez, es Sociedad Laboral, donde trabajan 40 personas.

¿Cómo analiza la situación actual del modelo de sociedad laboral en su territorio? ¿En qué sectores de la economía de Asturias tiene mayor implantación?

Desde la ley del 97, la sociedad laboral pasa a ser una fórmula utilizada por los emprendedores que ya no vienen de la reconversión, sino que son personas que deciden hacer su proyecto empresarial, ya sea porque salen de una empresa o porque están en desempleo. Hay algunas empresas industriales creadas con ese modelo, pero la mayoría de ellas son del sector servicios como, por ejemplo, empresas de Prevención de Riesgos, ingenierías, consultorías…